SESIÓN SMASH CAKE

Aunque en realidad es bastante reciente, desde hace unos 6 años la sesión fotográfica smash cake se he vuelto una tradición para los bebés de un año, sustituyendo la fotografía de “caritas” lo cual me parece un buen cambio. Las “caritas” pretendían justamente retratar las expresiones y gestos de los bebés y era importante captar todas sus facetas, así que intencionalmente se les hacía llorar o se les daba a probar algo diferente como limón, aunque no les gustara mucho. Hoy en día en vez de limón, igualmente como nueva experiencia, pero mucho más dulce, se les pone frente a un pastel y se trata de que se diviertan, celebren su primer año, reaccionen ante algo nuevo. Se pueden batir y jugar sin límites, todo esto frente a un fotógrafo que sepa captar todos los ángulos, caras y detalles de esta divertida experiencia. Suelen hacerse antes del primer cumpleaños, para el día de la fiesta decorar con las fotos.

Me parece interesante decir, que ésta nueva práctica es proveniente de México, de nuestra tradicional “¡mordida!, ¡mordida!” y se adaptó en Estados Unidos donde comenzaron las sesiones smash the cake en forma. Pero, aunque parece una sesión muy sencilla, es necesario tener en cuenta algunos tips para nosotras como fotógrafas que me gustaría compartir:

  • Perfecciona tu técnica y rapidez. Hace poco alguien me decía que los nuevos fotógrafos de bebés son más bien decoradores y que ahora el servicio de tener un buen set es lo más importante. Definitivamente no estoy de acuerdo, aunque la decoración para estas sesiones es indispensable, no cualquier retratista es capaz de trabajar con niños. Por un lado, se requiere técnica y rapidez para buscar los mejores ángulos, cuidar los enfoques y la luz. Por otro lado, se requiere paciencia, conocimiento de bebés y buena actitud para resolver problemas o hacerlos reír. Como ya he mencionado antes, los bebés son seres humanos, no muñecos, hace falta más que una canasta y un gorrito para hacer buenas fotos y se requiere habilidad, respeto y conocimiento, sobre todo por su seguridad. Así que, en estas sesiones, es importante no solo tener un buen portafolio, procura mostrar más de una foto de la misma sesión, en una buena sesión de smash cake deben salir al menos 10 a 15 excelentes fotos como mínimo.

  • Ten una buena planeación. Procura dividir tu sesión en dos tomas: una sin pastel y otra con ambos en la misma decoración, pero en la primera puedes incluir alguna canasta o letrero para que sea diferente o hacer una toma familiar para que se lleven un lindo recuerdo todos juntos. También ten siempre un plan B en caso de que no le guste al bebé el pastel (lo cual es más común de lo que creemos), o no le guste el flash del estudio, se trata de aprovechar la sesión sin forzar a los bebés. Así que prepara a los papás para que en caso de que no les guste el pastel no se estresen y estén dispuestos a hacer otro tipo de fotos que no lo incluya.

  • Ten buenos “props” para la decoración y tema. Las sesiones de smash cake normalmente se arman como un paquete que incluya el pastel y algo de la decoración como fondos de estudio, globos de helio, pompones, ropa, letreros, banderines, etc. Ten algunas de estas cosas que se incluyan o ten proveedores de confianza. Toma en cuenta que cada cosa que incluye el paquete te costará, por lo que mientras más incluyas, más sube el precio. También la ropa suele ser un tutú para niña o una corbata para niño, con lo que puedan batirse y tener libertad de ensuciarse todo el cuerpo. En mis sesiones prefiero incluir lo básico y tener algunas cosas en el estudio que puedan servir pero que permitan flexibilidad para cambiar cada vez que hay sesión sin que sean todas iguales. Es mucho mejor cuando puedes elegir con los papás el tema y los colores y ayudarles con sugerencias, algunos ejemplos: un personaje de caricatura o película, el circo, la selva, profesiones, unicornios, mariposas… no hay límites para que puedan ser creativos. Solo toma en cuenta que lo más importante, antes de la decoración es que el bebé esté feliz. Me ha tocado que los padres se estresan mucho con la decoración y el día de la sesión transmiten ese estrés a sus bebés por lo que no paran de llorar y la sesión se vuelve un fracaso. Así que está bien pensar en la decoración, pero saber que es lo menos importante, el protagonista debe ser el bebé.

  • Selecciona un buen proveedor de pastel. En el entendido de que el pastel es el co-protagonista de estas sesiones, no solo se trata de la decoración más importante, debe ser delicioso, atractivo y divertido. Hay papás que no quieren que sus bebés coman mucha azúzar o que presentan algún tipo de alergia, así que ten opciones de pasteles veganos o sin azúcar. Hay pasteles hermosos de fondant pero en el caso del smash es mejor usar decoración de crema para que puedan jugar con la textura y se puedan batir más fácil. Ahora, es importante saber que no a todos los bebés les gusta ensuciarse y a veces la textura del pastel les da asco o les molesta, en este caso es importante no forzarlos, me han tocado bebés que no quieren ni ver el pastel, por lo que es mejor tener listo un plan B con otro tipo de fotos si esto sucede. Avisa antes a los papás que esto puede suceder porque cada bebé es diferente o simplemente puede que no esté de humor para que no se frustren y asegúrate que aún así sea un momento divertido y una experiencia que el bebé disfrute. Un par de tips que te puedo dar es que antes de la sesión le digas a los padres que den al bebé un pastel lo más parecido posible al que será en su sesión, éste consejo me parece el más importante y siempre se los digo a las mamás,. Muchas veces me dicen que le dieron una rebanada de pastel de chocolate, o gelatina y esto no sirve de mucho, ya que no se trata solo del sabor, debe verlo más bien como un delicioso juguete, así que,realizar este sencillo ejercicio antes de la sesión, puede ayudar mucho incluso para que sepan cómo va a reaccionar. Toma en cuenta que para un bebé puede que sea la primera vez que coma pastel, no es bueno dejar su reacción para el día de la sesión porque el estar en un lugar nuevo y adaptarse al estudio, le quitará atención del pastel y lo más probable es que no sepa qué hacer. No tiene caso darle un pastel de crema blanca si el pastel del smash será rojo o azul, diles que procuren que se parezca. Otro tip que te puedo dar es que en la sesión le muestres el pan del pastel, a veces la crema no es suficiente para que coman, pero suele gustarles mucho más el pan.

  • Pide a los padres que vayan con tiempo y libre de presiones. Se trata de que pasen un buen día, que sea una celebración y una experiencia para sus bebés. La duración de un smash depende de cada bebé y de lo que esté dispuesto a jugar con el pastel. Máximo puede durar una hora si hay otra toma antes sin pastel, pero lo importante es que el bebé no se canse y esté de buen humor.
  • Toma en cuenta la limpieza. La idea es que hagan un batidero, así que procura poner siempre un plástico abajo para que sea más fácil limpiar, o como en mi caso, un piso, si lo haces directamente en el ciclorama lo estropearás a la primera sesión.
  • Diviértete. Lo más importante en estas sesiones es que también disfrutes todo lo que sucede, nunca es igual una reacción de otra pero siempre son experiencias bellas y divertidas.


Licenciada en antropología, fotógrafa autodidacta y empresaria. Obtuvo los premios: Premio Diosa de la Luz categoría Glamour por trayectoria y portafolio, primer lugar en el concurso del Salón de la Foto Guadalajara; reconocimientos del periódico La Unión de Morelos y Mujeres Empresarias como fotógrafa y directora de portadas; tercer lugar en el concurso Temas en Imágenes de la revista Temas Antropológicos de la Universidad de Yucatán. Su trabajo se seleccionó en revistas especializadas de fotografía como Cuartoscuro®, Fotozoom® y PHOTO®. Participó en exposiciones colectivas en México y realizó cuatro individuales, dos en México y dos en Francia. Fue profesora de fotografía de nivel medio y superior y tallerista de retrato fotográfico. Presentó ponencias de antropología social en el INAH. Es coeditora de la revista Consentidos. En 2007 fundó la empresa de servicios fotográficos CF Studio, donde es directora y fotógrafa. Su trabajo actual como artista se enfoca en establecer reflexiones en torno a las relaciones y percepciones humanas desde un punto de vista antropológico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
@somosfotografas